Cuestión Política

La Cámara de Diputados aprobó el desafuero de Julio De Vido por pedido de la justicia


25 de octubre de 2017

Cuestión Política

Por 176 votos afirmativos y una abstención, se votó el quite de inmunidad al legislador y ex ministro del FpV.

Click en la foto para ampliar

En una sesión especial que se extendió por más de dos horas, la Cámara de Diputados de la Nación aprobó por 176 votos afirmativos, contra cero negativos y una abstención, la quita de los fueros parlamentarios al diputado Julio De Vido. El bloque del Frente para la Victoria no se presentó en el recinto.

El diputado Pablo Tonelli, en su condición de presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, fue el miembro informante del dictamen de mayoría.

“El desafuero ha sido pedido por dos jueces federales, en dos causas judiciales distintas. Corresponde por lo tanto que la Cámara examine el mérito del sumario”, explicó y añadió que los legisladores analizaron alrededor de 300 fojas referidas a las imputaciones.

Tonelli citó las acusaciones en el caso por contrataciones, obras y gastos en el yacimiento Río Turbio, que se desprenden de la causa del juez Rodríguez, y sostuvo que a De Vido “se lo imputa por una maniobra para obtener fraudulentamente fondos” del Estado nacional.

En la segunda causa, a cargo del juez Bonadío y referida a la compra de gas licuado, se lo acusa de haber desviado casi 7 mil millones de dólares, afirmó Tonelli.

Es necesario detener al diputado De Vido, según lo piden dos jueces federales. Se lo acusa de haber sido autor de la más compleja y efectiva trama de corrupción que se haya visto en la historia argentina”, resumió el titular de Asuntos Constitucionales.

Han desaparecido expedientes, hay informes que nunca se han brindado. Su libertad constituye un riesgo para el proceso en curso”, citó Tonelli en base a los expedientes judiciales. “La Cámara tiene que proceder al desafuero para cumplir con nuestra responsabilidad”, concluyó.

Por su parte, el diputado Juan Fernando Brügge (Unidos por una Nueva Argentina) adelantó que acompañará el pedido de desafuero solicitado por los jueces federales. “Están dadas las condiciones legales y constitucionales”, resumió.

“Al tratarse de un representante del pueblo, el tema requiere un análisis más severo que en el común de los ciudadanos. Por los antecedentes y el cúmulo de pruebas, existen elementos suficientes para avalar el desafuero”, alegó Brügge. “Se trata de dar una señal: en este país la justicia existe y los que son corruptos pueden terminar en la cárcel”, cerró.

En nombre del bloque Federal Unidos por una Nueva Argentina, la diputada Graciela Camaño manifestó que “no podemos interferir en la tarea de la Justicia; estamos poniendo a disposición del proceso penal a un diputado”.

“No estamos acusando, ni sobreseyendo; lo estamos poniendo a disposición del juez con todas las garantías de la Constitución”, explicó Camaño y dijo que su bancada acompañará el dictamen a favor del desafuero.

La diputada Alicia Ciciliani, del Partido Socialista, también apoyó el dictamen y advirtió: “Este cuerpo no tiene que usar los fueros para el privilegio, sino para investigar la corrupción”.

Margarita Stolbizer, del bloque GEN, afirmó que “no debemos permitir los nichos de la corrupción, mucho más cuando se encuentran en el Congreso de la Nación” y también criticó al actual Gobierno, al que acusó de “continuar con el esquema de maniobras” sobre las obras públicas.
“De Vido debería estar preso, al igual que muchos otros; por eso acompañamos el dictamen de mayoría”, alegó Stolbizer.

En tanto, Federico Masso, de Libres del Sur, criticó al ex ministro de Planificación y recordó “la lucha contra la corrupción que se ha llevado vidas”. Al mismo tiempo que agregó: “Podríamos haber evitado que hoy estén con nosotros las víctimas de Once por la corrupción de Julio De Vido”.

Desde el bloque Justicialista, el diputado Oscar Romero respaldó el dictamen, advirtió que la iniciativa “no da para más discusiones” y defendió al peronismo porque “que no es sinónimo de corrupción”.

Las bancadas de Compromiso Federal, del Bicentenario, Salta Somos Todos y del Bloque de los Trabajadores también se manifestaron en favor del desafuero. Asimismo, el diputado Pablo López sumó el respaldo del bloque del Frente de Izquierda, aunque denunció que “se mantienen en pie los negociados de los empresarios”.

En tanto, la diputada Alcira Argumedo, de Proyecto Sur, dijo que votaría el desafuero, pero criticó el rol del juez federal Claudio Bonadio y pidió investigar a las empresas proveedoras. 

Sobre el cierre del debate, el diputado Juan Manuel Pereyra, de Concertación Forja, adelantó su abstención y cuestionó a “un sector del Poder Judicial que desvía investigaciones”.

Finalmente, el titular del interbloque Cambiemos, Mario Negri, defendió el dictamen según términos constitucionales: “Hemos vuelto a ubicar el sentido de los fueros en el verdadero concepto que la Constitución Nacional le dio”.

Además, pidió un desagravio a la diputada Elisa Carrió, primera denunciante del ex ministro de Planificación. “Hoy ponemos un granito de arena en la reconstrucción del Estado de Derecho. Buscamos ser un país normal, que es lo que hemos perdido”, alegó.

La mayoría de la bancada del Frente para la Victoria decidió no bajar al recinto y enmarcó los pedidos de desafuero en "una persecución política y judicial contra opositores". 

La posición de ese bloque fue expuesta en una conferencia de prensa que dieron minutos antes del inicio de la sesión. El titular del bloque del FPV, Héctor Recalde, afirmó que “el oficialismo ya tiene los dos tercios para votar el desafuero”.

No obstante, la diputada Emilia Soria (FpV de Río negro)  bajó al recinto y respaldó el pedido de los jueces, al entender que “se ajusta a la ley”, aunque consideró que se trata de “una maniobra para desviar el ajuste”.
 

Compartir esta nota en