Cuestión Política

NÉSTOR POLICANO | “Nos parece que dar un 15% de aumento inicial para el mes de enero, no es suficiente para los empleados municipales”


24 de noviembre de 2017

Cuestión Política

El concejal del frente 1 País Rivadavia criticó el aumento salarial que el municipio le otorgó a los trabajadores públicos locales. "No hay que olvidarse que atrás de cada empleado, hay una familia que tiene que pagar la luz, el gas, el agua, el canal, el teléfono, internet, darles de comer y vestir a sus hijos, mandarlos decentemente a la escuela", aseveró.

Click en la foto para ampliar

A los queridos compañeros trabajadores municipales y a sus familias:

Hemos participado en estos días atrás de las reuniones de la Comisión Tripartita que definió la pauta salarial para el año 2018. Desde nuestro bloque de concejales del Frente Renovador no estuvimos, ni estamos, de acuerdo con el 15% que se parte como “piso” para el aumento del salario del empleado municipal a partir de enero. Lo consideramos completamente insuficiente.

Nosotros propusimos en esas reuniones que se tomara como “piso” un 20% de aumento, y a partir de allí, sí se contemplara una cláusula “gatillo” que evaluara trimestralmente el desarrollo del proceso inflacionario y que ajustara, de esa manera, automáticamente el sueldo de nuestros trabajadores.

Nos parece que dar un 15% de aumento inicial para el mes de enero, no es suficiente para las familias de los empleados municipales. Más, si se tiene en cuenta la situación actual de la economía de nuestro país, inflación del 24-26% del 2017, una inflación prevista para el 2018 del 18% (que seguramente va a ser superior, según el análisis de la mayoría de los analistas económicos), aumento de las tarifas de los servicios en un 45-49%, incremento de las naftas, aumento del costo de vida, pérdida del poder adquisitivo del salario de los trabajadores, entre otras cuestiones.

Quisimos, y lo vamos a hacer siempre, ser la voz de los empleados municipales de las categorías más bajas, de las familias que no llegan con el esfuerzo de su trabajo a fin de mes. Tampoco se aceptó nuestra propuesta de diferenciar a los empleados municipales de los funcionarios y concejales. Propusimos que sea entonces un 20% para los empleados municipales y el 15% que sea sólo para funcionarios y concejales pero no hubo caso.

No tuvimos opción: era el 15% sí o sí. No cabía otra posibilidad. No aceptaron el 20% que nosotros pedíamos, pero tampoco se tuvo, ni siquiera en cuenta, el 16, 17, 18 o 19%. No había lugar para otro número que no sea el 15.

“No nos dan los números”, “Comprometemos el 100% de la coparticipación”, “no podemos comprometer más”, fueron las respuestas.

Al terminar la ronda de reuniones (fueron tres, la 3ra por un pedido expreso nuestro) nos levantamos de la mesa de diálogo con la satisfacción del deber cumplido y la íntima satisfacción de haber puesto todo lo que estaba a nuestro alcance para defender el salario del empleado municipal y el derecho de sus familias a tener una vida digna, fruto del esfuerzo de su trabajo.

No hay que olvidarse que atrás de cada empleado, hay una familia que tiene que pagar la luz, el gas, el agua, el canal, el teléfono, internet, darles de comer y vestir a sus hijos, mandarlos decentemente a la escuela.

Compartir esta nota en