Cuestión Política

Margarita Stolbizer: "Es excelente el trabajo que están haciendo nuestros referentes de la cuarta sección electoral"


28 de mayo de 2016

Cuestión Política

La diputada nacional y referente máxima del GEN dialogó con Cuestión Política sobre la evolución del espacio Progresistas dentro del distrito y elogió el trabajo de dirigentes regionales como Marianela López, Danya Tavela, Luis Bruni, Manuela Solanas y Leandro Crespi. También habló de la partida del espacio por parte del senador provincial Omar Foglia: "aunque no comparta su decisión, la entiendo, seguramente querrá volver a ser intendente de Carlos Casares".

FOTO: Adrián Escandar
Click en la foto para ampliar
En diálogo exclusivo con Cuestión Política, la referente máxima del GEN Y diputada nacional por ese espacio habló sobre el trabajo que los distintos dirigentes y concejales del partido vienen haciendo a lo largo y ancho de la cuarta sección electoral. 

Aseguró que el acuerdo con Sergio Massa no debe ser leído en clave de estrategia electoral sino como un punto en común en torno a miradas políticas que comparte con el tigrense y que están estrictamente vinculadas al desarrollo de las PyMEs, el combate de la inflación y la defensa de los trabajadores. 

Rescató la decisión política de saldar la deuda con los jubilados argentinos que existe detrás de la ley de blanqueo de capitales que mandó al Congreso, Mauricio Macri, aunque consideró que los funcionarios del gobierno no deberían estar incluidos en esos beneficios.

También habló de la huida del único senador provincial que el GEN tenía: Omar Foglia. "Seguramente va a pelear la intendencia municipal en Carlos Casares y algunos empiezan a ver que tienen más chance de hacerlo desde Cambiemos que hacerlo desde el GEN que ha tenido un mal resultado electoral", sostuvo Stolbizer.

¿Cómo ves la actualidad del espacio GEN y Progresistas en la actualidad?

Nosotros hemos tenido todo un proceso de deliberación como consecuencia del fracaso electoral del año pasado y sin embargo seguimos pensando que existe un espacio de vacancia para el progresismo. Nadie discute nuestras banderas progresistas que son la necesidad de luchar por la igualdad y por la transparencia y por lo tanto nosotros creemos que este espacio sigue vigente

¿Por qué crees que el electorado les dio la espalda tan rotundamente?

Creo que la derrota tuvo más que ver con las prioridades que la sociedad puso en el momento de decidir la elección y la motivación principal de ese momento en que se fueran los que estaban. Había latente un riesgo en torno a que el kirchnerismo pudiera permanecer en el gobierno, sobre todo en la provincia de Buenos Aires. Eso fue determinante.

Frente a este escenario, ¿qué le queda disponible a este espacio?

Vemos que hay una franja muy grande entre aquellos que se identifican con el gobierno de Cambiemos y los que están en el otro extremo, identificados con el kirchnerismo duro o “La Cámpora”. En el medio hay mucha gente que aun habiendo votado por el macrismo o Cambiemos nos pide a nosotros que pongamos límites y seamos los que controlemos y, en ese marco, seguimos siendo una opción para mucha gente.
Hay que reconstruir ese espacio desde la identidad. Ese es nuestro debate este año y lo que se está haciendo en todas las secciones electorales con jornadas de capacitación y discusión política. Contar qué significa el progresismo bajado a tierra, con respecto a los trabajadores y los derechos laborales, los derechos de las mujeres, frente a la necesidad de pelear por la ruta, el transporte y el medio ambiente. El año que viene iremos más a lo práctico y lo concreto que será una discusión de nuestra política de alianzas.

Y en lo concreto a la cuarta sección electoral, ¿cómo crees que se está dando el armado?

La cuarta sección electoral tiene dirigentes que vienen desde hace mucho tiempo trabajando con nosotros como Luis Bruni y gente nueva como el caso de Marianela López en Nueve de Julio que es un liderazgo emergente muy pero muy fuerte con mucha capacidad y experiencia de gestión.
De la misma manera tenemos a Danya Tavela en Junín donde tenemos un dirigente histórico como Gustavo Ferrari, también Manuel Solanas en Lincoln y Leandro Crespi que hoy está cumpliendo funciones en el gobierno de Chivilcoy. Tenemos una gran cantidad de dirigentes muy buenos. Ahora lo que ellos necesitan es una gran referencia provincial que los empuje hacia adelante. Estamos haciendo un muy buen trabajo de recomposición de nuestro espacio político, porque la política no se agota en una elección. Es demasiada dinámica

Aun con esta falta de referencia provincial, ¿cómo evaluas el trabajo que están haciendo los protagonistas del GEN en el distrito?

Es excelente lo que están haciendo. Se llega a las referencias provinciales con un buen anclaje en los ámbitos locales. Lo principal es mantener y recuperar lugares en los concejos deliberantes. Estas personas que te nombré son referentes en sus comunidades. Ellos obtienen el apoyo de sus vecinos que ven en ellos las personas que se preocupan por transformar sus realidades. No somos un partido que se cuelga de una referencia nacional sino que se construye con estos liderazgos tan importantes en lo local.

¿Cómo tomaste la partida de Omar Foglia que era el único senador provincial que tenía tu espacio?

Lo sentimos mucho porque Foglia fue una de las personas que acompañó el nacimiento de nuestro partido desde su origen que fue incluso a partir de una reunión que se hizo en Carlos Casares. Yo tengo por él mucho afecto personal y político, pero -desde luego- que no comparto su decisión.

¿Te satisficieron las explicaciones que te dio para alejarse del GEN?

No. Y por eso no comparto la decisión. Más que nada tiene que ver con el momento político y después de nuestro resultado electoral hay muchos que ven como más clara la posibilidad de una perspectiva propia. Foglia va a pelear seguramente la intendencia municipal en Carlos Casares y algunos empiezan a ver que tienen más chance de hacerlo desde Cambiemos que hacerlo desde el GEN que ha tenido un mal resultado electoral. Yo aunque no lo comparta, igual lo comprendo.

¿Cómo va a seguir el acuerdo que hiciste con Sergio Massa?

Hicimos un acuerdo de entendimiento acerca de cómo hay que pelear este espacio intermedio que hay entre Cambiemos y La Cámpora. Nosotros tenemos una misma visión sobre ese espacio y la necesidad de representar a mucha gente que no es una cosa ni la otra.
Lo hicimos con un entendimiento de políticas concretas y venimos trabajando juntos en temas de inflación, impuestos a las ganancias, trabajadores y pequeñas y median empresas. Por supuesto que también no estamos de acuerdo en todo y por eso estamos en dos espacios distintos.
Nuestro acuerdo no tiene una traducción de tipo electoral. Tenemos un buen entendimiento pero no hay que apresurarse ni hacer lecturas anticipadas que deriven en acuerdos electorales. Hoy solo son acuerdos políticos sobre temas y proyectos de gestión.

¿Qué opinión te merece el blanqueo de capitales que propuso ayer Mauricio Macri?

Creo que hay que leerlo en su conjunto. En términos generales es una buena noticia porque lo que se trata es de cumplir con una deuda interna y sobre todo con la deuda de los jubilados que hicieron juicio y -a pesar de que tenían sentencia- el gobierno anterior -de manera inmoral- le metió todos los obstáculos para que no cobraran. Incluso con la especulación de que algunos se pudieran ir muriendo.
Este gobierno está decidido a cumplir y me parece que es lo primero que hay que observar del paquete de leyes que se ha anunciado. En el medio, después, viene el blanqueo. 

Pero es una medida que ha levantado bastante polémica cuando fue utilizada por CFK ¿Por qué ahora sería diferente?

Es verdad. Si bien aun no he leído la letra chica de la ley, quisiera que no se repitan errores del pasado. Yo fui muy crítica de las leyes de blanqueo del kirchnerismo y celebré cuando Alfonso Prat Gay asumió en el Ministerio de Economía y las derogó.
Deberíamos tener la certeza de que este blanqueo no es como el anterior que fue hecho para que venga dinero ilegal a Argentina, sino para que realmente los que no declararon en su momento tengan la posibilidad de hacerlo. Tampoco puede ser un premio a los que no cumplieron en desmedro de los que si cumplieron.
Está bien si lo que se otorga es una concesión y un beneficio para los que estuvieron al día. 

¿Y no te hace ruido el hecho de que abarque a funcionarios del gobierno?

Yo creo que los funcionarios no deberían estar incluidos. De todos modos, me parece más importante algo que en su momento planteé y es que los funcionarios no puedan ser amparados por el secreto fiscal. Incluso tengo redactado un proyecto de mi autoría sobre esto. Porque creo que el funcionario es el que está obligado a transparentar todas sus cuentas y negocios en su patrimonio y por eso no deberían estar incluidos en ningún tipo de beneficio.
Otro tema en relación esto es el impacto que generó la declaración jurada de Macri donde habla de una cantidad de dinero con depósitos millonarios en el exterior que no estaban en sus presentaciones anteriores y a esto hay que observarlo con cuidado porque obvio que un presidente no puede largar una ley de incentivo a recuperar o repatriar capitales y tener él mismo sus inversiones en el extranjero.

Compartir esta nota en