Cuestión Política

Macri presentó sus propuestas para un "acuerdo básico de gobernabilidad"


30 de octubre de 2017

Cuestión Política

El Jefe de Estado encabezó este mediodía un encuentro en el Centro Cultural Kirchner. En el acto participaron gobernadores, autoridades del gabinete nacional y de las cámaras parlamentarias, ministros de la Corte Suprema de Justicia y representantes del empresariado, el sindicalismo y las universidades.

Click en la foto para ampliar

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, anunció hoy un plan de reformas con tres ejes para combatir la pobreza, crear empleo y lograr equilibrio fiscal, y llamó a generar un acuerdo de "consensos básicos" a todos los sectores políticos, sociales y económicos en el que, advirtió, "cada uno" deberá "ceder un poco, perderle el miedo al cambio" y despojarse de "etiquetas y prejuicios".

El mandatario declaró que su plan estará basado en tres ejes centrales: una mayor responsabilidad fiscal, la creación de empleo y el fortalecimiento de las instituciones con el objetivo de reducir la pobreza, en lo que calificó como "la principal meta" que se trazó su administración desde su asunción en 2015.

Macri enumeró la baja de la inflación, del gasto público y de impuestos, la creación de empleo y reformas tributarias, del sistema previsional y laboral, y remarcó la necesidad de "avanzar en reformas donde cada uno ceda un poco" pero "empezando -dijo- por los que tienen poder".

El Presidente calificó de "inadmisible que en un país con las condiciones estructurales" que tiene Argentina "haya tantas personas en la pobreza" y consideró que "la única manera de cerrar las heridas del pasado es diciéndonos la verdad, rechazando todo tipo de violencia, buscando siempre el diálogo y fundamentalmente la paz".

Al respecto, marcó la necesidad de "bajar el déficit fiscal" y de terminar con las "inequidades y los privilegios" e insistió con la idea de "pensar una Argentina diferente y de reforma permanente" en la que se comprenda que "reformar es crecer y evolucionar" y pidió "dejar de mirar al país como si viviéramos en otro siglo".

Añadió que "es mentira que haya alguien o algo que quiera perjudicarnos: lo que complica nuestro desarrollo son nuestras propias limitaciones", precisó ante gobernadores, empresarios, representantes de cultos religiosos, sindicalistas, jefes parlamentarios, miembros de la Corte Suprema y todo el gabinete nacional. 

Al respecto, habló sobre "modernizar el Estado", porque "Argentina necesita un Estado ágil, que simplifica trámites, facilita procesos, jerarquiza el empleado público; un Estado íntegro y transparente", lo definió, para luego hacer eje en que ese "compromiso" debe ser asumido por los "tres poderes del Estado y por todas las provincias y municipios". 

Advirtió que "hay repartidos por el Estado rincones y recovecos donde funcionarios de todos los gobiernos en todos los niveles logran ubicar amigos, parientes y militantes" y puso como ejemplo a la Biblioteca del Congreso de la Nación que, precisó, "tiene más empleados que las bibliotecas más grandes del mundo y pasó de menos de 500 a más de 1700 empleados en los últimos años".

Mencionó también otros casos como el de las Legislaturas provinciales o despachos de legisladores que "tienen más de ochenta empleados por legislador"; el Consejo de la Magistratura o el Ministerio Público Fiscal, ésta última repartición, indicó, que "contrató 1.100 personas entre 2012 y 2016" con "cargos de alta jerarquía y sueldos".

"Estoy seguro -enfatizó el Presidente- de que hay maneras mucho mejor para trabajar, mucho mejor que armar kioscos para los amigos de la política" enfatizó el mandatario.

Los ejes planteados por el Presidente serán desarrollados en las próximas semanas por los ministros a cargo de las distintas áreas: mañana el titular de Hacienda, Nicolás Dujovne, explicará los lineamientos de la reforma tributaria y al mismo tiempo harán su presentación los ministros Francisco Cabrera, de Producción, y Andrés Ibarra, de Modernización, sobre un plan de desburocratizaciòn y de calidad institucional dentro del aparato estatal.

Al hablar sobre las jubilaciones, llamó a tener "una conversación adulta y honesta" sobre el sistema previsional, al que definió como un esquema que "esconde serias inequidades y no es sustentable", y anticipó que hasta que "esa reforma entre en vigencia" el Gobierno presentará en los próximos días "algunas propuestas para la transición"

"Sabemos que nuestro sistema previsional esconde seria inequidades y no es sustentable; a mi entender, no debería haber jubilaciones de privilegio, ni regímenes especiales, que por ejemplo habiliten sin justificación a que algunos se jubilen a las 40 o los 50 años, mientras otros tienen que trabajar hasta los 65, ¿por qué?", se preguntó.

El discurso tuvo fuertes críticas, como las referidas al sindicalismo, al señalar que "no puede ser que haya más de 3.000 sindicatos y sólo 600 que firman acuerdos salariales" y pregonó que el país "necesita sindicatos fuertes" y que eso forma parte de la agenda del diálogo con ese sector, al que también le apuntó por las obras sociales: "En la Argentina hay 280 obras sociales de las cuales solo 40 representan al 70 por ciento de los trabajadores y sus familias".

La "mafia de los juicios laborales" y "el negocio de unos vivos" también formaron parte del discurso para señalar que son "enemigos de la creación del trabajo", mientras reiteró a las provincias, a excepción de Córdoba y la Ciudad de Buenos Aires, su pedido para que adhieran a la ley nacional de ART. 

También habló sobre mejorar el sistema del Poder Judicial para que "siga en su respuesta a la demanda de una sociedad que ya no admite la impunidad, ni la arbitrariedad, ni demoras injustificables" y habló sobre las universidades nacionales, al plantear que "en los últimos años la planta de personal docente y no docentes aumentó el 30 por ciento, pero la matricula sólo el 13 por ciento" y que "esos incrementos no se correlacionan con la tasa de graduación". 

En una exposición de más de cuarenta minutos, una de las más extensas desde su asunción presidencial, el jefe del Estado adelantó que los instrumentos que apoyarán cada una de las medidas serán enviados en los próximos días al Congreso.

Compartir esta nota en