Cuestión Política

Bullrich y Garavano justificaron la represión de las fuerzas de Seguridad en Bariloche


27 de noviembre de 2017

Cuestión Política

El gobierno nacional advirtió que "la violación de la ley en la Argentina tiene y va a tener consecuencias" y que los problemas se resuelven "en el marco de la ley" en referencia a lo sucedido el fin de semana en la zona del Lago Mascardi donde un joven mapuche resultó muerto en el marco de la represión que llevaba adelante la Prefectura.

Click en la foto para ampliar

Así lo expresaron los ministros de Seguridad y de Justicia, Patricia Bullrich y Germán Garavano, en una conferencia de prensa en Casa de Gobierno, en la que destacaron que la Prefectura "actuaba en el marco de una manda judicial, dada por el juez Gustavo Villanueva". 

En este marco, la ministra de Seguridad consideró que el magistrado "está perdiendo bastantes días" al tomar la decisión de no ingresar al lugar, en referencia a la última resolución del juez Villanueva de respetar cuatro días de duelo por el joven muerto el sábado, Rafael Nahuel, y no ingresar al lugar para iniciar los peritajes.

A modo de justificación la funcionaria dijo también que los mapuches que continúan en la montaña en la zona del lago Mascardi "le mintieron al juez", que ayer dijeron que "se entregaban y no se entregaron" y advirtió que el gobierno no iba a aceptar "ninguna orden legal" de no ingresar a una parte del territorio argentino que signifique "que se den vuelta los valores que se tienen como estado de derecho".

"El estado de derecho dice que las fuerzas de seguridad, si están frente a un delito, tienen que actuar y, además, la ley de flagrancia le da un procedimiento especialísimo, con lo cual está absolutamente claro cómo son los procedimientos", dijo.

"No vamos a aceptar ninguna orden legal si hay alguien que dice que no se puede entrar a una parte del territorio argentino, nosotros entramos a todas partes del territorio argentino, no tenemos ningún límite más que los límites de nuestra constitución", dijo.

En cuanto a los hechos del sábado, en los que resultó muerto Rafael Nahuel, un joven mapuche, dejó claro que "se realizó en el marco de una manda judicial, dada por el juez Gustavo Villanueva".

"La Prefectura Naval Argentina estaba en ese marco, y nosotros no tenemos que probar lo que hacen las fuerzas de seguridad en el marco de una tarea emanada de una orden judicial", dijo, y agregó que la versión de la Prefectura Naval Argentina es que se enfrentaron "a un grupo violento".

Por su parte, el ministro Garavano repudió "los pequeños grupos, muy minoritarios, que generan violencia", los invitó a dejar "ese camino", y comenzar el "diálogo" para "construir soluciones", y advirtió en este marco que "la violación de la ley en la Argentina tiene y va a tener consecuencias".

Garavano resaltó que "no es la violencia la forma para solucionar los conflictos" y remarcó "la importancia de la investigación de la Justicia respecto a los grupos que "no reconocen al Estado y no respetan la ley".
 

Compartir esta nota en